masa

Masa básica de pizza

Receta para hacer masa básica de pizza

Ingredientes

  • 160g de harina
  • 100ml de agua templada
  • Una cucharilla de café de sal fina
  • Una cuchara sopera de aceite de oliva virgen extra
  • 1/4 de levadura fresca – 6-7g

La verdad que ya me tocaba escribir de una vez la receta básica para hacer la masa de pizzas, y es que además últimamente mucha gente me lo ha pedido. A decir verdad, el último empujón me lo dio el gran @pis_to de Gastromedia, cuando me dijo que un blog de pizzas caseras sin receta para hacer pizzas caseras no tiene sentido.

masa básica de pizza

La receta para hacer la masa de pizzas la saqué del libro de cocina Pizza  modo mio, creo que ya hable de este libro en la receta de la pizza de cecina y es uno de los libros de pizzas que yo considero imprescindibles si quieres empezar en esto. Un día tengo que hablar más en profundidad de este libro, del cual he sacado no solo esta receta sino muchas otras ideas. Al final hice una revisión del libro “Pizza modo mio”, un libro que sigo recomendando a todos los que me piden consejo y el cual recomiendo a todo el mundo que quiera introducirse en el mundo de las pizzas caseras.

Para esta receta se necesitan los ingredientes que hay en el comienzo del post, y con eso daría para hacer 1-2 pizzas de tamaño mediano, dependiendo del grosor que les queramos dar, claro; yo las suelo hacer muy finas. Si nos apetece hacer más masa, con hacer una simple regla de tres con la harina y el agua, el resto de ingredientes los podemos cuadrar a ojo.

Lo primero de todo es templar un poco el agua en el microondas, aproximadamente 10 segundos, y en ese agua disolvemos completamente la levadura con unas varillas. Seguidamente, en un recipiente, ponemos la harina y la sal y vertemos el agua con la levadura por encima. Lo revolvemos todo con una cuchara hasta que el agua se haya juntado con la harina y se haya formado una masa homogénea.

Seguidamente ponemos la masa encima de la encimera y la amasamos. Para amasar primero nos ponemos un poco de harina en las manos para que no se nos pegue, y tenemos que ir rectificando de harina si vemos que la masa se nos pega mucho a las manos o a la encimera. La masa tiene que quedar los suficientemente seca como para que no se pegue, en la mesa o las manos, pero no demasiado porque sino corremos el riesgo de que la masa se nos rompa y pierda elasticidad si tiene mucha harina.

Cuando tengamos preparada esta masa, la volvemos a poner en el bol y vertemos la cucharada de aceite por encima. Mezclamos con la ayuda de una cuchara hasta que toda la masa se ha impregnado de aceite, entonces lo volvemos a poner en la encimera y amasamos de nuevo.

Vamos viendo poco a poco como la masa va absorbiendo todo el aceite, y como mucho tendremos que poner un poco más de harina pero no en exceso.

Una vez que tengamos la masa preparada, hacemos una pelota, la cortamos con el cuchillo para que pueda crecer bien, la ponemos en el bol, o si tenemos un baneton mejor, y la dejamos reposar durante 3-4 horas como mínimo. Para los que no sepan que es un baneton, es un cuenco para levar la masa como el que podéis ver en la foto y que podéis encontrar en un tamaño mediano o en uno más grande.

masa en un baneton

Es importante que el sitio donde dejemos la masa este templado, 20-25ºC aproximadamente, para que la levadura pueda hacer su efecto y fermente, y la masa nos crezca bastante. Debería doblar casi su tamaño, pero tranquilos que si no lo hace, tampoco nos pasa nada. Lo único que nos ocurre es que la masa está más elástica y nos cuesta mucho más extenderla con el rodillo.

Pasadas las 3-4 horas, si es más no pasa nada, volvemos a amasar un poco la masa de nuevo y yo suelo prepararla en forma de baguette y a partir de vamos cortando las porciones que vamos necesitando. A la hora de preparar la masa para la pizza es recomendable espolvorear con harina la superficie que vayamos a utilizar para estirar la masa, y también el rodillo y  vamos poniendo harina encima de la pizza si vemos que esta se nos pega a la mesa.

Masa de pizza final

Antes de poner los ingredientes, yo suelo hacerle a la masa un prehorneado. ¿En qué consiste un prehorneado? Muy sencillo, una vez que tengamos la pizza con las proporciones que necesitemos, la metemos al horno, siempre a 250ºC, y la dejo 1-2 minutos, lo suficiente hasta pierda un poco de humedad y coja un poco de consistencia pero siga teniendo algo de flexibilidad. Con esto conseguimos que al poner los ingredientes y meter la pizza en el horno , 7-8 minutos como máximo, la masa nos quede mucho más crujiente.

Por último, si nos sobra un poco de masa, la podemos amasar  de nuevo, la envolvemos bien en papel transparente y la guardamos en el congelador. Simplemente tenemos que acordarnos de sacar la masa del frigorífico con 2-3 horas de antelación para que le dé tiempo suficiente a descongelarse.

Bueno, pues esto ha sido todo. Más adelante contaré otro tipo de masas que podemos utilizar para las pizzas, pero como inicio esta sale perfecta.

Como siempre os dejo con algunas otras fotos en la galería de masa básica de pizza en flickr por si queréis cacharrear un poco.

[fsg_gallery id="7"]

Para acompañar esta entrada de masa, yo creo que se merece una canción de los mejores: The Clash – I fought the law!

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=16u0wwCfoJ4&w=600]

Y ya sabéis que si no compartís este post, Dios matará un gatito!!!

[hr]

Después de publicar el post Carlos de nomastuppers me comentó que tenía un post pendiente de publicación con el mismo nombre, de casualidades está el mundo lleno, así que como lo mejor que se puede hacer en la cocina es leer todas las cosas que caigan por tus manos, os dejo con la receta de masa básica de pizza en el blog de no más tuppers de mamá para que complementéis lo que yo os cuento, echadle un vistazo bellacos!!!